La industria marítima de Cantabria se posiciona como referente nacional en el proceso de adaptación de los buques a la nueva normativa internacional que limita las emisiones de azufre. Al reciente anuncio realizado por Repsol para instalar un tanque de 1000 metros cúbicos que garantice el suministro de Gas Natural Licuado (GNL) en el Puerto de Santander, se suma el único astillero español con años de experiencia en la instalación de sistemas de depuración de emisiones atmosféricas en los buques actuales. 

Esta circunstancia sitúa a la región en una posición de liderazgo frente a otras comunidades y abre una vía clara para la generación de riqueza. No en vano, desde el Clúster Marítimo de Cantabria – MarCA se espera un incremento tanto del tráfico marítimo como de las líneas de negocio en los próximos años.

Astander instala el sistema de scrubbers en el buque Ro-Ro MN Calao

Mientras se construye el depósito de gas licuado en el Puerto de Santander, previsto para funcionar en 2022, Astander es uno de los pocos astilleros en Europa con experiencia en la instalación de estos filtros de gases de escape, denominados scrubbers. Estos sistemas, que sirven para reducir las emisiones de azufre y de carbono de un buque, son una de las opciones más en auge para acometer el proceso de adaptación de la flota al nuevo reglamento de la Organización Mundial Internacional (OMI), que entrará en vigor el 1 de enero de 2020.

La nueva normativa IMO 2020 es una apuesta decidida por parte de la OMI para impulsar un futuro sostenible en el sector azul. Esta reglamentación limita el contenido de azufre en los combustibles para el transporte marítimo del 3,5% al 0,5%. Instalar filtros de gases de escape, transformar los barcos para emplear Gas Natural Licuado, el uso de fuel oil bajo en azufre (no disponible en la actualidad) o pasar directamente de emplear fuel oil a gas oil, son las alternativas con las que cuentan los armadores de los buques.

“La demanda sigue aumentando porque los armadores lo que quieren es tener sus barcos listos para cumplir con la nueva reglamentación,” explica Juan Luis Sánchez, director de Astander. El astillero cántabro ha concluido esta misma semana la instalación de estos scrubbers en un buque francés de carga rodada (Ro-Ro) y ya tienen otro barco programado para realizar la misma operación en septiembre.

Beneficio para Cantabria

“Que se instalen estos filtros en Santander supone trabajo para buena parte de la industria marítima cántabra. No solo para el astillero, sino también para la industria auxiliar”, dice Sánchez, quien también ostenta el cargo de presidente del Clúster MarCA.

El Puerto de Santander pasará a ser uno de los 8 españoles con depósito para repostar GNL

Gracias al servicio prestado por Astander y la futura instalación del depósito de GNL, cuya misión inicial será abastecer a los nuevos barcos de Brittany Ferries, Cantabria dispondrá a medio plazo de dos soluciones para garantizar que los buques puedan adaptarse a la nueva normativa medioambiental. Esto no solo muestra la autoridad de la industria marítima de la región, sino que va perfectamente alineado con el eje estratégico del Clúster Marítimo de Cantabria de Desarrollo sostenible y protección del medio marino.

La hoja de ruta del clúster cántabro – al que pertenecen tanto Astander como el Puerto de Santander y Brittany Ferries – no se queda en el objetivo de “cumplir los máximos estándares y requerimientos medioambientales”, también se compromete a “colaborar en el desarrollo de soluciones a los nuevos requisitos obligados por convenios internacionales que permitan posicionarse con ventaja en el mercado internacional”. En este sentido, la industria marítima cántabra está dando ejemplo.

Para las entidades miembros del clúster, que viven de manera directa o indirecta de los océanos, es fundamental velar por una utilización responsable y eficiente de los recursos oceánicos y la preservación del medio ambiente. Por eso dan la bienvenida y se adelantan a esta nueva normativa que, según la OMI, “supondrá importantes beneficios sanitarios y ambientales para el mundo, particularmente para las poblaciones cercanas a puertos y costas”.