Una apuesta firme y decidida por la aplicación de la innovación y las nuevas tecnológicas en el sector naval es el eje transversal del “Plan Estratégico de I+D+I de los Medianos y Pequeños Astilleros. Visión 2030”. Una hoja de ruta establecida por los constructores navales españoles con el objetivo fundamental de coordinar, integrar y unificar la política europea frente a la competencia internacional en general y asiática en particular. “Si queremos ser competitivos debemos entregar productos que ellos no son capaces de realizar, al menos en la manera que nosotros lo hacemos” matizó Juan Luis Sánchez Echevarría, presidente del Clúster Marítimo de Cantabria – MarCA.

La industria 4.0, la computación en la nube, el big data, la robotización o la inteligencia artificial serán disciplinas clave para generar nuevos modelos de negocio que sienten las bases de los astilleros del futuro. Más tecnología y mejor utilizada para reparar, transformar y construir buques y artefactos inteligentes, energéticamente eficientes, conectados y no contaminantes.

El documento se ha presentado recientemente en un acto celebrado en el salón de actos del Parque Científico y Tecnológico de Cantabria. El trabajo del Clúster Marítimo de Cantabria- MarCA ha sido determinante para el desarrollo de esta presentación que pone de manifiesto la importancia del sector naval para la región. “Estamos muy orgullosos de esta grupo de empresas que conforman el Clúster” indicó Francisco Martín. “Estamos muy agradecidos de que Cantabria sea el primer sitio de España en el que se expone este plan tras su puesta de largo en Madrid” dijo consejero de Innovación, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria. “De este plan van a salir los proyectos que los astilleros privados de toda España van a poner en marcha de aquí al 2030” explicó Sánchez Echevarría.

Cluster Marítimo

El presidente del Clúster durante la presentación.

El presidente del MarCA anuncio que el clúster cántabro y el Centro Tecnológico Soermar, autor del documento, han suscrito un convenio de colaboración para implementar las medidas del plan en la región y facilitar “la participación de las empresas de Cantabria en el desarrollo de los proyectos que surgirán en un futuro próximo”. “Con este plan, los astilleros de la región han elegido la innovación como vía para perpetuar su actividad y eso siempre es bueno” apuntilló Francisco Martín.

La actualización tecnológica de la industria marítima que plantea el documento presentado abrirá nuevas vías de negocio. Actualmente, el producto de la economía oceánica mundial se estima en 1,3 billones de euros y, según las estimaciones de la OCDE, podría llegar más del doble en 2030. “En Cantabria somos astilleros punteros en nuestro mercado, pero debemos seguir trabajando para elevar nuestro nivel tecnológicamente y poder acceder a otros escenarios que van a ser punteros como las nuevas energías o los nuevos combustibles” continuó Sánchez Echevarría. Durante su intervención, el presidente de MarCA recordó que el origen del sector naval español está en Cantabria. Esa tradición marítima está detrás de la creación del clúster hace año y medio, con el objetivo de “promover iniciativas como éstas y crear las sinergias necesarias entre las empresas del sector”.

Actualmente, el Clúster Marítimo de Cantabria está compuesto por 28 socios, entre los que figuran centros de investigación y empresas de diferente ámbitos, cuyo denominador común es la vanguardia tecnológica. Juntos representan un macro sector que proporciona empleo directo a 1.800 trabajadores y genera una facturación cercana a los 300 millones de euros anuales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El “Plan Estratégico de I+D+I de los Medianos y Pequeños Astilleros. Visión 2030” se estructura en torno al cumplimiento de tres misiones principales. Conseguir un transporte marítimo limpio y seguro; potenciar la competitividad y el crecimiento sostenible del sector de Construcción Naval; y contribuir a la consolidación y crecimiento de la Economía Azul para potenciar nuevos modelos de negocio constituyen las líneas maestras de un documento que cuenta con el respaldo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a través de la Agenda del Sector Naval.Es fundamental darle impulso tecnológico a los astilleros para poder competir no solo con nuestros socios comunitarios, sino para formar una unidad europea frente a los países del Extremo Oriente” declaró Galo Gutiérrez Mozonís.

Para el director General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo es tan importante trazar un plan como “las labores de impulso y seguimiento posterior que contrasten que el plan se está poniendo en funcionamiento”. Hicimos la presentación en Madrid hace unas semanas, pero es muy importante trasladarlo a los distintos territorios para que se conozcan las medidas a desarrollar” argumentó.

La Fundación Centro Tecnológico Soermar ha sido la responsable de asesorar a los pequeños y medianos astilleros en el diseño de este plan. Se trata de un documento abierto a la participación de todos los agentes del sector y que aboga por la ejecución de una serie de actuaciones tecnológicas a medio plazo.

Unas acciones que contribuirán a alcanzar objetivos como la creación de nuevas oportunidades de mercado y nuevos modelos de negocio.; la incorporación y formación de recursos humanos en el área de I+D+i o el aprovechamiento del efecto incentivador de las políticas de I+D+i y la financiación a nivel regional, estatal y europeo.

Una sesión de networking ha significado el punto final de un evento en el que se ha puesto de manifiesto la importancia que el sector naval tiene para Cantabria.

A %d blogueros les gusta esto: